Seguidores.

domingo, 19 de junio de 2011

Quiero vivir en un sueño

No quiero un chico normal, no pido un prototipo, no prefiero los rubios. Quiero un  chico que no me asegure el futuro, que cada día lo viva como el primero, que no se vaya la ilusión como cuando un niño pequeño se queda sin reyes... no quiero un capricho. Quiero que me recuerde cuando huela mi perfume, que para él soy única; No quiero regalos, quiero detalles. Que cada vez que me duerma mi cama huela a él. No busco a un chico perfecto ni que me soporte siempre. Quiero noches locas, días en los que escaparnos los dos solos sin preocuparnos de lo que sucederá. Quiero aventura, pasión. No me gusta la rutina, no me gusta dar explicaciones. Quiero vivir en un sueño, nuestro sueño. Quiero saber que lo tengo ahí en los momentos difíciles. Que solo me diga te quiero cuando lo sienta.Quiero que le gusta la fiesta, pero que le haga falta estar conmigo. Quiero no sentirme segura, quiero tirarme a la piscina sin hacer planes. Me gustan los consejos, pero no que decidan lo que debo hacer. No siempre lo bueno es lo mejor. No siempre se odia lo malo. Las reglas están para saltárselas, no siempre se hace lo correcto, ¿y qué? si no, la vida sería muy aburrida. Una simple rutina, sin locura. No quiero que renuncie a los amigos por mí, ni que sea su prioridad. Quiero tener algo por lo que luchar, algo por lo que alegrarme, algo por lo que llorar, una excusa para hincharme a galletas y helados...en definitiva lo que busco,lo quiero encontrar en ti 

Amar con todo mi corazón en unas semanas

Siempre suelen decirme eso de: " estas loca", pero, ¿y que?, estar loca es lo mejor del mundo, poder hacer las cosas, porque en ese momento necesito hacerlas:
Ver a un hombre pasar, pararlo y decirle -Hola, ¿como te llamas?, sin conocerlo absolutamente de nada, entrar quinientas mil veces en la misma tienda por "si se me pasa algo que no halla visto antes" , beber hasta que el cuerpo aguante, llevarlo al límite, amar con todo mi corazón en unas semanas, o menos, ser lo más mala posible, y lo más simpática que nunca he sido, divertida, y pesada, vivir sin importarme lo que digan los demás, tardar 3h y media en arreglarme para salir un sábado, impulsiva, enamorada de lo dulce y a la vez lo salado, friolera, tímida y extrovertida...Así soy yo, si si a esto se le llama estar loca, la verdad, adoro estar loca.

Vivir recordando todo lo que he hecho, esté bien o esté mal ~.

-Dicen que los peces tienen una memoria tan pequeñita que rara vez recuerdan el lugar dónde han estado cinco minutos antes.
A veces estaría muy bien ser como los peces, ¿verdad? De ese modo podríamos olvidar aquellas cosas que hemos hecho mal, aquellas de las que nos arrepentimos, aquellas que nos han causado daño… Podríamos olvidar los días tristes, las noches llorando, los momentos de soledad, los minutos viviendo como si de un mero trámite se tratase. Pero no recordar todo esto también implicaría no recordar los momentos que nos hacen felices… ¿Estarías dispuesto a ello?
Yo prefiero vivir como hasta ahora, vivir recordando todo lo que he hecho, esté bien o esté mal; porque así puedo recordar cada buen momento, cada lágrima, cada sonrisa, cada abrazo, cada persona que como alguien importante ha formado parte de mi vida, cada consejo que me han regalado, cada bonita tarde que he tenido gracias a los que me quieren, cada minuto perdiendo el tiempo y siendo feliz. Por ello; en definitiva, prefiero vivir así porque puedo recordar cada pequeño detalle del que he construido mi vida… Porque así puedo recordar que me han querido y que he querido y que aunque no haya sido merecedora de todo lo que han hecho por mí, a fin de cuentas, lo han hecho; y me quedo con esos recuerdos.
No quiero tener memoria de pez porque me faltarían los recuerdos de los momentos vividos a tu lado, y ellos forman algo que no cambio ni por el simple hecho de seguir viviendo…