Seguidores.

domingo, 2 de octubre de 2011

Es mañana,


apenas está amaneciendo,te asomas a la ventana y el día está gris.
Si ese es el color que define tu estado de ánimo de hoy, pero piensas "seré positiva".
Así que te vistes con los vaqueros que te hacen sentir segura, la camiseta y tu chaqueta favorita pensando "todo va a salir bien".
Sigues pensando en ello,te reúnes con tus amigos para distraerte.
Consigues evadirte durante un rato , pero piensas
"¿Nadie ha notado mi estado de ánimo"?
Es hora de despedirse y decides andar el camino de vuelta a casa, te tumbas en tu cama llorando y al final
lo único que consigues pensar es
"Mañana será un día mejor".

Tengo la sensación,

que la gente se va alejando.
Esos amigos del pasado que tanto daño me hicieron, que se rieron de mi, a esos no los
quiero ver,siento que no podré ser igual con ellos.
A los del presente que parecen que me están dando largar.
El resto de la gente a mi alrededor que parece que me miran por encima del hombro, parece que me desprecian por ser como soy, y yo soy así, no quiero ser como el resto.
Hecho la vista atrás cuando era niña, cuando todos jugaban con todos y no había recriminaciones, reíamos,gritábamos,éramos felices por ser como éramos.
En aquel tiempo tenía más confianza en mí de la que tengo ahora y todo porque no soy como quieren que sea.