Seguidores.

domingo, 25 de diciembre de 2011

I'm so sorry for you.

Tiene que ser frustrante que al amor de tu vida le escribas párrafos y párrafos enormes intentando penosamente esxplicarle todo lo que sientes y que esa persona tan súmamente especial para tí te conteste con dos frases cortas e insulsas o un simple yo también te quiero.

My little treasure.

Todos tenemos nuestros pequeño cofre del tesoro. Aunque no sea un tesoro de joyas, oro, diamantes y rubíes, el valor que posee no tiene precio calculable. En él guardamos todos nuestros particulares tesoros. Cartas de amigos, de los chicos de tu vida, de declaraciones de amor, de disculpas, de un "podemos volverlo a intentar", de alguna que otra decepción, una que nisiquiera llegó a su destinatario. Una entrada de cine, pero no una cualquiera, una de un día especial. Un graffiti que te dibujo él con vuestros nombres y un corazón entrelazándolos. Una pulsera de plata que te regaló por tu cumpleaños. El anillo con el que te pidió que fueras su novia. Un diente de tu primera pelea envuelto en papel de aluminio. Una moneda llena de tipex con una frase reconfortante de tu hermano. Cosas que las guardas bajo llave, porque sabes que algún día querrás volver a recordar todo eso y con solo abrirlo y ver todo lo que hay en él se te pasará por la cabeza como si hubiera ocurrido ayer.


 

Oh, shit!.

Esta noche se me han colado los sueños por el hueco entre la cama y la pared.

Sex is...

Voy a hacer que entre tu cuerpo y el mío no corra el aire.
Voy a hacer que sientas los latidos de mi corazón.
Voy a hacer que no quieras parar hasta el amanecer.
Voy a hacer que esta noche te quedes sin respiración.

:)

One love. One last dance. One life to live. One tattoo to make me. One promise with my brother to make me a lip piercing. One cigarette unsmoked. One booze undrunk. One... A lot of things to do yet.

But the first I want to do is... something with you.

Las cosas solo pasan una vez.

"No quiero saber por diablo, lo que por viejo se me escapa."
                                                                                                           
Cada cosa tiene su edad, se da en una u otra etapa de la vida. Querer provocar una situación que no te corresponde en ese momento no acarrea nada bueno. Si en tu adolescencia vives como en tu adultez, ¿cuando vivirás la adolescencia? Te habrás perdido una atapa importante en la que se aprenden cosas que te servirán para siempre. Tu edad madura durará más de lo normal y te aburirás de ella. Y si te saltas esa lección ¿cuándo lo aprenderás? ¿Por el método ensayo-y-error? La vida no funciona así. Aprende de los errores de los demás para no cometerlos tú también. Por eso hay que vivir cada momento al máximo, aprovechar cada día de cada semana de cada mes de cada año de tu valiosa vida. Piensa que nunca tendrás oportunidad de volverlos a repetir. Las cosas sólo pasan una vez. Hay que improvisar, sin planear a qué edad vas a hacer cada cosa. Surgen solas conforme pasa el tiempo. Así es más emocionante.

Remember it.

- ¿Te acuerdas del primer beso que nos dimos?

- De eso hace ya mucho tiempo y tú y yo ya no estamos juntos.

- ¿Pero lo recuerdas? Ese beso que cambió el futuro. Ese beso que fue el comienzo de algo. El beso más importante de todos. ¿Lo recuerdas?

- ¿Cómo quieres que lo olvide? Pues claro que lo recuerdo, capullo.


Las cosas buenas nunca jamás se olvidan, aunque hayan acabado mal, o bien, no importa. Jamás. por más que quieras, no las podrás olvidar, y cuando las recuerdes instintivamente se te va a dibujar una sonrisa en la cara. Es algo que no se puede evitar.

So good.

Creo que he conocido a la persona que va a revolucionar mi mundo. Aun que solo sea por un tiempo, pero lo hará.

Everything's nothing without you.

No sé cómo ha pasado, pero es así. Aquí está y merece muchísimo la pena, por lo tanto toca luchar. Ganarse a una persona día a día con pequeños detalles, porque aunque esté contigo, no te pertenece. La tienes que mantener y cuidar para que siga ahí, para que lo que siente por ti crezca y se haga más fuerte. Esa es la clave.

Celos: arma de doble filo.

¿Muestra de amor o causante de una ruptura?

Cuando tenemos pareja, o incluso cuando nos gusta alguien aunque no estamos juntos, es inevitable que tarde o temprano sintamos celos de la típica "amiguita" que le deja comentarios y lo etiqueta en sus fotos en diversas redes sociales. El instinto básico en esta ocasión es pensar lo zorra que es y que ni se le ocurra acercarse a tu chico. Algunas más afortunadas necesitan más que eso para sentirlos. En ocasiones extremas, cuando ya no aguantas más la situación lo más coherente es hablar con tu pareja para asegurarte de que es una tontería y no pasa nada entre ellos. Pero, ¿cuál será la reacción de este ante tus indeseables sentimientos hacia sus amigas mas "cariñosas"?

Unos chicos reaccionan de una manera comprensiva e incluso se lo toman como un halago, ya que interpretan los celos como una muestra de amor hacia su persona y sienten que su chica se preocupa por él y su relación. Éste es el mejor de los casos. Lo peor es que al principio adopte esta actitud, pero con tu insistencia a que esa chica le deje en paz puede cansarse de ti y de tus celos y te mande a freir espárragos con tu madre.

¿Cómo evitar esto? Sencillo, no insistas. Díselo solo una vez, y si te asegura que no pasa nada y que es una pesada pero es su amiga, dejalo pasar y confía en su palabra, que al fin y al cabo de eso se trata una relación, de la confianza mutua. Sino se volverá la situación en tu contra desembocando en una posible ruptura.



-Es un consejo para las que teneis novio,y hacedme caso,que yo pase por esto y no es nada agradable:).

La perfección de la imperfección.

No nos enamoramos de alguien porque sea perfecto. Lo más posible es que creamos que sí lo es, pero si lo pensamos bien, si así fuera...sería perfecto para todo el mundo y no es así. De lo que realmente nos enamoramos es del conjunto de pequeñas imperfecciones que caracterizan a esa persona, y que particularmente nos encantan. Esos pequeños detalles que por separado nos resultan insignificantes o incluso pasan desapercibidos ante nuestros ojos, pero que se van agrupando todos los que nos gustan en una sola persona. Al principio es imposible darnos cuenta de que los posee, pero que a medida que se profundiza nos damos cuenta de que esa es la persona indicada, que está en tu camino por un motivo. O no. Simplemente, te limitas a quererla porque está ahí delante tuya, sabes que es especial y que es tu presente.

That's me.

No soy muy simpática, ni agradable. Soy divertida a mi manera, que pocos saben apreciar. No soy guapa, ni estoy buena, más bien del montón. No tengo ninguna habilidad especial ni soy muy buena en algo concreto. Tengo una manera de vestir un poco rara. Mis mejores amigos suelen ser chicos, y digo tantas vulgaridades como ellos. Tengo más defectos que virtudes.
¿Y QUÉ?

Porque al fin y al cabo, detrás de todos esos pequeños defectos que me caracterizan, detrás de esta coraza de chica fuerte y la que todo le da igual me escondo yo, mi otra mitad, mi lado mas sensible, alegre, e incluso bastante cariñoso. La pena esque solo poquisimas personas me han visto por completo cómo soy. Y a eso se llama conocer a una persona, saber cómo es la otra mitad, la que no enseña a todo el mundo y que la comparte contigo, por eso hay que sentirse afortunado de verlo, aunque algunas cosas no te gusten.

Pero para averiguar primero como es una persona, la clave está en dejar que todo fluya, que el tiempo se encargue del resto y ser tú.