Seguidores.

martes, 30 de agosto de 2011

Soy orgullosa,

y me callo muchas cosas que me gustaria decir.No digo lo que siento,por no hacer daño a las personas.No soporto la gente hipócrita.Me trago demasiadas palabras de las que escuecen y luego no puedo evitar esa explotación típica de los que solemos acumular de todo aquello que no puede contenerse.Lloro con facilidad. Cojo cariño fácilmente a las personas aunque ni lo diga, ni lo muestre demasiado.Me hago daño yo sola.Tengo una forma especial de demostrar que me importa la gente.Me da rabia que me hagan callar y que me cambien de tema. Cambio de humor un montón de veces al día..y normalmente siempre estoy pensando en cosas que no tendría que pensar..

Lo que más me gusta de tí.

Lo que más me gusta de ti es la facilidad que tienes para hacerme olvidar el resto del mundo cuando estoy a tu lado. Olvido todos mis problemas, mis dudas y mis preocupaciones. Y me encanta la manera en la que me haces reír despreocupadamente, como si no hubiera nada en el mundo que pudiera destruirme. Porque tú eres capaz de convertir el día más gris, en el más precioso y maravilloso día del año.

Enamoramientos #

Cuando estás enamorada, todo te recuerda a él. Una foto, una palabra, un lugar. ¿Pero una canción? No, no solo una, son muchas canciones. Canciones que hablen de lo que hablen te recuerdan a algun momento pasado con él. Canciones que te hacen reflexionar, pensar y tomar decisiones. La música ayudan a decidir lo que quieres que pase. Porque solo tú tienes la última palabra para vencer las tormentas que te presenta la vida. La última palabra la tienen tus sentimientos realmente. Parece que escuchando música, te dés cuenta de que los sentimientos de alguna manera se ordenan. Solo ayudan. Pero es una buena idea que lo hagan.

Your time will come.


Envidia, un sentimiento al que nadie le gusta, un sentimiento que es parecido a la rabia y es el sentimiento que más conozco. Donde una persona siente celos de otra, donde una niña esta mirando al chico que le gusta y va otra te mira, te sonríe y empieza a abrazarle, y por dentro aguantando la rabia que tienes, la envidia, los celos, en fin todo, pero no siempre en la vida todo es guay, a veces necesitas tragarte el orgullo para ver lo que pueda pasar, y recuerda que cada persona tiene su merecido, y sí, ahora eres tú la que sufre pero después, seras tú la que le sonrías.