Seguidores.

lunes, 11 de julio de 2011

hay veces en la vida que te ilusionas con algo, a veces fácilmente realizable y a veces no tanto. En esos casos difíciles, aunque veamos que hay un montón de obstáculos, que veamos que realmente va a ser complicado que se cumpla, siempre tenemos dentro de nosotros una pequeña ilusión que nos hace pensar que realmente lo que deseamos puede cumplirse. Y esa ilusión la tendremos hasta el último momento, porque la esperanza es lo último que se pierde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario