Seguidores.

sábado, 24 de diciembre de 2011

fuck!

Lo miro. Me encanta. Se aproxima hacia a mi. Cierro los ojos. Me besa. Un beso profundo, cálido y húmedo, tan perfecto. Se separa y cuando voy a abrir los ojos espero verle a él, con su sonrisa traviesa y sus brillantes ojos marrones mirándome fijamente con ternura. Pero no es él. Nunca es él. Y nunca podré besar a otro sin pensar que es a él a quien beso. Estoy jodida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario